España - es
Elige tu ubicación preferida
Global
English
Alemania
Deutsch
España
Español
Suecia
English

¿Tamaño de lote 1 en el futuro?

La transformación digital es una realidad, nosotros formamos parte de ella y el proceso continuará. La dinámica y la velocidad de la digitalización son extremadamente altas especialmente en el retail, impulsadas, por un lado, por las crecientes expectativas de los consumidores en términos de comodidad y rapidez y, por el otro, por la disponibilidad de las nuevas tecnologías y las capacidades informáticas que nunca han sido tan potentes como hoy en día.

El retail aumenta la presión sobre los fabricantes para que sus procesos de producción sean más eficientes y más flexibles y para poder satisfacer mejor los deseos individuales cada vez mayores de sus clientes. Al mismo tiempo, ellos también están bajo una enorme presión para flexibilizar sus estructuras y procesos de venta y distribución y poder reaccionar rápidamente a las tendencias y a las novedades.

Muchos fabricantes de bienes de consumo ya no se limitan a actuar únicamente como productores. Las empresas que conectan estrechamente su producción a sus propias plataformas de e-commerce o a la de los retailer y las redes sociales podrán crear nuevos modelos de ingresos y abarcar toda la cadena de valor, desde el diseño del producto hasta la distribución. Al final, este paso es la consecuencia lógica de un cambio importante en el comportamiento de los consumidores: aquellos consumidores que hoy en día acceden a información a la velocidad de un rayo, se inspiran en las redes sociales, esperan un enfoque individual y apenas toleran obstáculos en el proceso de compra.

El consumidor como diseñador de productos - cadenas de procesos digitales

La transformación digital hace que el tiempo de comercialización sea cada vez más corto, la personalización cada vez más precisa hasta la individualización extrema de un producto, tamaño de lote 1, y la comunicación entre compradores y fabricantes está muy avanzada. Las mejoras de producto o las ampliaciones de ofertas expresadas en posts pueden entrar directamente en la planificación y producción e incluso es posible la participación de los futuros consumidores en el diseño del producto. Las innovaciones en el manejo y la usabilidad se pueden implantar con tanta rapidez que se pueden crear nuevos artículos o soluciones en función de la demanda real.

El objetivo de un modelo omnichannel o también "one channel" es conectar las tiendas físicas con las tiendas online y ser la interfaz de conexión al mercado. De esta manera es posible gestionar cambios dinámicos como incremento o disminución de demanda de productos, nuevas tendencias, niveles de precios, comportamiento de los competidores y remitirlos a la producción a través de las redes digitales, creando una cadena de valor directamente de la plataforma omnichannel a la fábrica inteligente.

Vender productos "a la carta" y producir a medida

Cuando los fabricantes y el retail concentran su potencial, llevan la personalización a un nuevo nivel: la producción digital "a la carta" con cadenas de procesos digitales fluidas hasta la configuración individual de los bienes de consumo. El pedido del cliente activa directamente el proceso de producción en una fábrica inteligente y pone en marcha un proceso completamente automatizado desde la producción hasta el envío de su producto mediante un dron a su residencia actual.

Gracias a las nuevas tecnologías en tiempo real, los fabricantes pueden gestionar el volumen de producción de forma más eficiente y flexible. Donde antes sólo se producían grandes cantidades, la gestión inteligente de recursos digitales en una fábrica inteligente permite ahora también producir pequeños lotes que se piden directamente a través de una plataforma de e-commerce B2B. El resultado es una producción aún más individual y "personalizada".

Usabilidad y conocimientos en procesos del retail para los fabricantes

La interconexión entre retail y fabricantes también requiere la transferencia de conocimientos. Un ejemplo de ello sería el desarrollo de interfaces de software fáciles de usar para el control de la producción. El know-how de una usabilidad eficiente para una tienda online de alta conversión se puede adaptar fácilmente para el desarrollo de pantallas táctiles para plantas de producción. El diseño ergonómico, el manejo intuitivo y la eficiencia de una ingeniería de usabilidad exitosa en el commerce también son necesarios en la industria 4.0.

En el propio proceso de transformación digital, la fabricación industrial puede beneficiarse del know-how de los transformadores omnichannel del retail. Así, la introducción de una solución omnichannel-commerce puede afectar a toda la cadena de valor de una empresa del retail. La transformación digital de una empresa con frecuencia supone un proceso de cambio radical con muchas modificaciones tanto tecnológicas como organizativas. Los procesos deben de ser ejecutados de forma transparente en todo momento y tanto los responsables como los empleados deben participar en su implantación. La ejecución rápida de proyectos de transformación omnichannel con un método de procesos y prototipos ha demostrado su eficacia. La prioridad máxima es la transición fluida y eficiente de las antiguas a las nuevas y ágiles infraestructuras de TI y procesos, dado que la conversión de prácticamente todos los procesos empresariales supone un procedimiento extremadamente delicado para las ventas. Lo mismo es aplicable a la transformación digital de los procesos de producción industriales.